Los rostros tatuados de Valentino son una ilusión óptica

En el desfile de Valentino en París, el icónico logotipo de la casa estaba en todas partes, desde la cabeza hasta los pies, e incluso se convirtió en una declaración de belleza para el rostro. Sobre una piel imperceptiblemente perfeccionada que la maquilladora Pat McGrath describe como “la nueva desnudez”, cuatro cutis sirvieron de lienzo para tatuajes faciales con el logo meticulosamente pintados.