Limpieza facial: 5 pasos para conseguir una piel súper hidratada

La limpieza facial siempre se ha pasado por alto. Algunas mujeres, de hecho, no limpian bien la piel por la mañana y por la noche, incluso se acuestan sin quitarse el maquillaje. Todas estas medidas, muy a menudo subestimadas, son fundamentales para tener una piel más joven, radiante y libre de impurezas. Pero, ¿cómo se purifica de manera ejemplar? Hay dos pasos diarios básicos, mañana y tarde: limpieza e hidratación. En cambio, una vez por semana, va estupendo una limpieza facial completa. Se tarda aproximadamente media hora, es relajante y prepara la piel para tratamientos posteriores que, de esta manera, serán más efectivos. 

LIMPIEZA

Esta leche limpiadora es adecuada para todo tipo de pieles y altamente recomendada para aquellas más secas, sensibles, madura o con signos de cansancio. Aparte del extracto de jazmín, la nueva fórmula incluye una composición basada al 100% en aceites naturales que facilitan la retirada del maquillaje y aportan una sensación súper ligera, permitiendo a la piel respirar y oxigenarse. Además, es vegana, gluten free y nut free.

VAPOR

Permite que los poros se dilaten y liberen sebo, impurezas y residuos de maquillaje. Puede elegir entre dos opciones: la más simple es colocar la cabeza en un recipiente lleno de agua hirviendo (solo un litro es suficiente) cubriendo todo con una toalla para no dispersar el calor. La segunda opción, más compleja, es la sauna facial, con la ayuda de dispositivos ad hoc capaces de producir vapor y dirigirlo a las diversas áreas de la cara. Cuando los poros están bien dilatados, es posible, con herramientas especiales o con los dedos cubiertos por una almohadilla de algodón, eliminar los puntos negros.

 

Daily Microfoliant de Dermalogica es un excelente aliado para obtener una piel más compacta y luminosa, día tras día. La exclusiva fórmula en polvo, basada en arroz, se activa en contacto con el agua, liberando papaína, ácido salicílico y enzimas de arroz que microexfolian la piel.

 

MASCARILLA PURIFICANTE

Otro excelente paso para purificar la piel.

Esta mascarilla contiene en su interior  auténtico barro del Mar Muerto, el cual se ha descubierto que tiene unas cualidades muy beneficiosas para el organismo debido a su alto contenido en sales minerales que si se aplican en la cantidad exacta te proporcionarán aquello que buscas.

Cuando aplicas en tu piel este tratamiento, notarás casi al instante una piel mucho más definida, sin tantas erupciones ni granos.

TÓNICO

 Para pieles secas o sensibles, se recomienda un producto energizante y calmante, que puede dar brillo y elasticidad a la piel sin deshidratarla ni irritarla.

Para pieles grasas o mixtas, un tónico astringente o purificador, capaz de minimizar la apariencia de los poros y darle al cutis una apariencia saludable. 

El Glow Tonic de Pixi es probablemente uno de los tónicos más queridos del mercado, y esto es debido principalmente a que hace exactamente lo que promete: iluminar.

Esto lo consigue con un 5% de glicólico, que exfolia la piel suavemente, pero de forma efectiva. También incluye ginseng para revitalizar, y aloe para calmar. El resultado es una piel más luminosa y revitalizada, minimizando de paso las cicatrices del acné y las marcas oscuras.

HIDRATACIÓN

El último paso es hidratar. Para las personas con piel seca, deben preferir una crema rica, mientras que para la piel grasa, está indicado un producto ligero, purificador o anti-imperfección.