Diferencia entre productos humectantes, emolientes y oclusivos

Lo que va a transformar tu piel por completo es saber escucharla y entender las propiedades de los ingredientes (si son humectantes, emolientes u oclusivos) para proteger, reparar y cuidar la barrera de la piel.

Qué son los humectantes

Son moléculas higroscópicas, es decir, debido a su estructura son capaces de atraer y atrapar moléculas de agua, como si de imanes se tratase, hacia el estrato córneo (la capa más superficial de la piel). El origen de estas moléculas de agua puede estar en el ambiente, en la propia fórmula en la que están disueltos los humectantes y/o en capas más profundas de la piel. Son solubles en agua.

Estos ingredientes, por tanto, le aportan humectación al estrato córneo debido a esta capacidad de atracción de agua que muestran.

 Esto permite humectar la piel y mantener el balance de su barrera y los niveles óptimos de hidratación. 

Algunos ingredientes humectantes, que seguro ya conoces, son las ceramidas , el aloe vera, el ácido láctico, la glicerina y el ácido hialurónico . Lo ideal es sellar los productos humectantes con algún emoliente u oclusivo para evitar la pérdida de agua.

Qué son los emolientes

Un emoliente es una molécula o mezcla de moléculas cuya composición es rica en lípidos y que, cuando se aplica sobre la piel, es capaz de actuar como “cemento” ayudando a “rellenar” los huecos entre las células del estrato córneo, disminuyendo de esta manera la pérdida de agua, ayudando a reparar y mantener la función barrera y, en definitiva, aportando confort, flexibilidad, calma y suavidad a la piel. Por ello, la palabra emoliente se ha utilizado en muchas ocasiones como sinónimo de “calmante” o “suavizante”. 

Algunos emolientes son los aceites vegetalesaceites sintéticos y semisintéticos (como el Cetyl Ethylhexanoate, el Isopropyl Myristate, el Ethylhexyl Palmitate, el Caprylic/Capric Triglyceride…), la vitamina E (Tocopherol) y algunas siliconas. Algunos emolientes son, a su vez, oclusivos.

Qué son los oclusivos

Un oclusivo es un ingrediente que muestra la capacidad de formar una película o film protector sobre la piel que permanece sobre ella un tiempo determinado e impide que ésta pierda agua por evaporación. De este modo, los oclusivos ayudan a que el estrato córneo se hidrate con la propia agua corporal procedente de capas más profundas de la piel. Normalmente, son solubles en aceites.

Los oclusivos suelen tener un tacto graso, y es probable que las pieles más grasas no se sientan confortables haciendo uso de un producto con alta carga de oclusivos.