Consejos para utilizar correctamente la prebase para las sombras de ojos.

¿Sabes cómo utilizar correctamente una prebase? En este artículo te explicamos como hacerlo para que puedas prolongar la duración de las sombras de ojos, evitar que se cuarteen y potenciar su pigmentación.

Las sombras de ojos son unos de los productos que antes desaparece con el paso de las horas; para solucionar este problema basta con utilizar una prebase para sombras. Básicamente funciona igual que una prebase de maquillaje, se aplica primero para unificar el tono de la piel y prolongar la duración de todo lo que se aplique después; además las prebases para sombras tienen otro factor añadido y es que también potencian el color para que se vea mucho más vivo.

Para utilizarlas correctamente debemos  aplicar una pequeña cantidad en el párpado y trabajarlo después, ya sea con la ayuda de una brocha o con la yema de los dedos. No es necesario utilizarla sobre todas las zonas en las que vayas a aplicar sombra sino en aquellas que sean problemáticas para garantizar su duración. Tampoco es necesario aplicarla en la zona de las pestañas inferiores ó debajo del ojo.

Tampoco es un paso que tengas que realizar siempre, a no ser que tengas un párpado muy graso y las sombras no aguanten nada ó tengas que estar maquillada durante muchas horas y quieras que tu maquillaje te aguante impecable. 

Las prebases también se pueden sustituir por un corrector , simplemente tienes que sellarlo con unos polvos y así actúa como si fuese un primer.

Utiliza siempre lo que te resulte más cómodo para ti y te funcione.

A continuación te mostramos algunas prebases de sombras: